EL NACIMIENTO DE LA COOPERATIVA

 

La fundación de la cooperativa se remonta al año de 1968.  Pero la idea surgió en el espíritu de los veleños mucho antes, al comienzo doña Lola Olarte de Fajardo, fundadora del Ateneo Cultural, persona culta y visionaria, propuso lo siguiente a la comunidad veleña:

<<… construir un hotel turístico en Vélez, para lo cual contó con el apoyo de la ciudadanía y del padre Vesga, la ida era que cada ciudadano aportara 20 pesos para iniciar el proyecto, sin embargo la meta no se cumplió entonces el padre planteó que con la base económica que se pudo reunir se creará una cooperativa, doña Lola y la mayoría de quienes aportaron la capacitación cooperativa, a finales de 1967>>

 

 

 

El padre en unión con doña Lola impulsaron la idea, por que eran consientes de los problemas sociales de los campesinos, las amas de casa los trabajadores y jornaleros de la época los cuales carecían de apoyo económico.  Doña Lola había recorrido el mundo, tenía varias propiedades en el poblado, era muy culta, de espíritu liberal, pero llena de una gran espíritu cívico y el padre Vesga, había  sido párroco de Sucre, lugar donde, con el apoyo de la comunidad sucreña construyó caminos hacia los corregimientos de la Pradera, la Granja y Sabana Grande, además de mejorar el templo parroquial, por lo cual la Diócesis de socorro y San Gil lo envió a capacitarse a Roma e Israel, a su regreso fue nombrado párroco de Vélez;  Por lo tanto, los veleños, se apoyaron en quienes conocían sus problemas, no solo de sus labios, sino por que habían compartido con ellos sus angustias y necesidades, por eso comprendieron que el sistema de cooperación que el padre conocía, desde Israel, podría constituir una solución a los problemas que sufrían.

 

Con la voluntad que siempre lo caracterizó, explicó y reforzó desde el púlpito que el cooperativismo en las veredas llevó la palabra de Dios y en donde se presentaba la oportunidad: aprovechó para dar información, catequización y capacitación cooperativa, para lo cual contó con la asesoría del pare Marco Fidel Reyes Afanador y de un grupo de asesores del cooperativismo que dieron con entusiasmo, forma legal a la idea y la convirtieron con cooperativa.

De tal forma que adelantó el proceso de información, conquistó las gentes para la novedosa empresa, orientados por el sacerdote Ramón González Parra, obtuvo permiso del departamento de ecuación de UCONAL, Unión Cooperativa Nacional de Crédito para impartir educación cooperativa.  Realizó conferencias, presentó folletos y proyecciones del cooperativismo, efectuó cursillo de educación cooperativa de varios días, en los siguientes temas: Doctrina Cooperativa, Economía Familiar, Régimen Interno y Administrativo de las cooperativas, al respecto informó:

 

<<Hemos trabajado para que las ideas cooperativas se difundan y hemos empleado como medio cursillos, charlas, folletos, horas radiales, becas etc. Tantos esfuerzos no pueden ser perdidos, seguramente la palabra COOPERATIVISMO no es un vocablo desconocido en nuestra región, ni es desconocido su sentido. Despejadas muchas dudas, el COOPERATIVISMO se libera de malos entendidos y recobra su prestigio después de haber sufrido fracasos e irregularidades en todos los lugares. Llevando en nuestras manos el estandarte que pregona la necesidad de profundos cambios sociales y venciendo las reacciones que provoca todo cambio, esperamos con paciencia y satisfacción lo frutos que han de venir.>>